Tres requisitos antes de meterte con alguien bajo las sábanas- María Marín

Mi abuela tuvo muchos galanes que la perseguían en su juventud. Además de ser una mujer muy segura de sí misma, también era hermosa. Recientemente, cumplió 98 años. El día de su cumpleaños la entrevisté en mi programa de radio y le pregunté: “¿Qué consejo le das a las mujeres que desean conquistar a un hombre?” A lo que respondió muy pícara, “¡deben mantener las piernas cruzadas!”.

Su respuesta es muy típica de las mujeres de su época. En los tiempos que nuestras abuelitas crecieron, una mujer que se iba a la cama con un hombre antes del matrimonio, perdía las oportunidades de formalizar con él ya que era muy posible que el caballero perdiera el interés. Obviamente los tiempos han cambiado. Hoy día es muy común que una pareja tenga relaciones sexuales sin estar casados, ¡y hasta sin ser novios!

Por mi parte, no voy a criticar dónde, con quién, o con cuánta frecuencia tienes sexo, lo que sí voy a señalar es que involucrarte sexualmente con alguien demasiado rápido es un gran error, especialmente si aspiras a un romance formal.

Cuando digo “demasiado rápido” no me refiero a un lapso de tiempo de tres días o tres meses. Más bien hablo de tres cosas que debes haber desarrollado antes de meterte con alguien en la cama.

#1 Afinidad: No confundas la química y deseo sexual con afinidad. Es esencial tener compatibilidad dentro y fuera de la habitación. Debes sentirte igualmente atraída por su físico que por su mente. Antes de tomar la decisión de entregarte, debes haber pasado más tiempo hablando y aprendiendo de las vidas de ambos que en besándose y acariciándose. Si sólo se entienden bajo las sábanas será muy difícil enfrentar los problemas que luego surgen en toda relación.

#2 Confianza: No te quites la ropa hasta que tu corazón no te diga que puedes confiar. Si te acuestas con alguien que dudas de sus intenciones, su fidelidad o su carácter estarás arriesgándote a pasar por una decepción. ¡Ojo!, no es posible confiar en una persona que apenas conociste hace dos semanas. Toma tiempo conocer el fin y propósito de un individuo.

#3 Enlace emocional: Para forjar una relación sólida y duradera hay que establecer un enlace sentimental. La forma más efectiva de lograrlo no es por medio del sexo sino intercambiando verbalmente sentimientos profundos de amor. Es necesario compartir vivencias y tiempo de calidad con esa persona para llegar a ese nivel de intimidad en el que puedes abrir tu corazón y compartir lo que sientes. ¡Te aseguro que esto no sucede la primera cita!

Hacer el amor es la experiencia más sublime que vas a experimentar en tu vida. Es ahí cuando te unes física y espiritualmente a otro ser. Por eso, sólo entrégale tu cuerpo a quien te respete y a la vez, tú admires su forma de ser, sus valores y cómo trata a los demás.

Filed Under: María Marín

Tags:

About the Author: