Persona Notable: Patricia Juárez

Flamante Presidenta de la Junta de Directores de la Cámara Hispana del Condado de Orange

 

Es la asesora predilecta de cuanto dueño de negocio se acerca a Wells Fargo en busca de su consejo, y ese es el orgullo profundo que siente, de ver a su gente progresar.

 

Desde pequeña, Patty se exigió para superarse, desde aprender inglés hasta sus estudios en Berkeley. Con dinamismo inagotable, inteligencia aguda y mucho amor por su familia, estudia con seriedad, se recibe y analiza cada paso a seguir. Patty Juárez es Vicepresidente y Gerente Regional del Wells Fargo en Anaheim desde el 2010. Su dedicación, conocimientos y sentido de servicio la llevaron a ascender vertiginosamente en una industria mayormente de hombres. En la actualidad Patty supervisa un equipo dedicado a atender empresas con ingresos anuales superiores a los $10 millones. Patty comenzó su carrera en el Wells Fargo de San Diego en 1995 como Analista Financiera, luego ascendió a Gerente de Relaciones en 1998 en Santa Clara, en 2003 fue promovida a Gerente de Préstamo de Equipo y mantuvo esta posición hasta su traslado a Anaheim como Gerente Regional.

Y, desde el 13 de abril, es la Presidenta de la Junta de Directores de la Cámara Hispana del Condado de Orange.

 

 

Patty Juárez nace en Mexicali, Baja California rodeada de una familia llena de amor, de valores morales y ética de trabajo muy altos. Su madre fue maestra y consejera dedicada a ayudar e inspirar a jóvenes que habían perdido su rumbo. Su papá, ingeniero, muy responsable, estaba encargado de una maquiladora de una firma americana en Mexicali. Patty tiene una hermana mayor, Laura, luego de ella nace cuatro años más tarde Karina y mucho después viene su hermano Arturo.

 

“Nos educamos en una escuela privada de monjas, el Colegio Villa Fontana, que sigue todavía allí, aprendimos muchísimo, nos enseñaron inglés básico, pero como vivíamos muy cerca de los EE.UU. en la frontera con Calexico, escuchábamos mucho inglés y además nos llevaban con frecuencia a Disneyland. De chiquita tengo muchos recuerdos de los viajes que hacíamos a California”, dice Patty.

 

Patty y sus hermanos crecen allí, rodeados de tíos, tías, primos y su abuelita materna, Agripina, a quien ella quería mucho.

 

¿Vivía tu abuela cerca de ustedes?

Sí, y todos los fines de semana mi papá me dejaba en su casa, a mí me encantaba pasar tiempo con ella y cocinar. Hacíamos tortillas, tamales juntas, éramos un buen par. Ella fue una de las influencias más lindas de mi vida. Mi abuela murió cuando yo tenía 11 o 12 años. Me entristeció mucho su muerte y sin dudas, guardo recuerdos inolvidables de ella.

Al tiempo, la maquiladora donde trabajaba su papá le propone trasladarlo a Calexico, EE.UU., con toda su familia. El señor Arturo Juárez pensó que era una gran oportunidad para él y toda su familia así que aceptó. La compañía otorgó visas para todos y con grandes ilusiones empezaron su nueva vida en Calexico, que por la cercanía a su lugar de origen, el cambio no fue tan radical.

 

Mi mamá ha sido una persona muy emprendedora, manejaba la economía de la casa, hacía los presupuestos del negocio de papá, cuidaba de nosotros y ademas trabajaba en la escuela y todo lo hacía a la perfección. Mi papá y mamá han sido muy luchadores y organizados. Muchos dicen que soy una copia de mi madre que es un honor para mí. Yo admiro mucho a mis padres, los dos han sido ejemplares.

 

Cuéntame tu experiencia en la escuela de Calexico

Entré a Wilson Junior High e inmediatamente me pusieron en un programa de ESL para aprender el inglés, yo hablaba poquito. Ahí estuve sólo un año porque hice los dos en uno, traía estudios muy avanzados de matemáticas y ciencia de México. Mi hermana mayor Laura entró a la Central High School, yo en un año la alcancé. Las dos empezamos a aprender inglés, yo le eché muchas ganas porque quería salir completamente bilingüe de la escuela. En la High School me fue muy bien y me gradué en el 90. En esa escuela tuve maestros muy influyentes que me guiaron mucho y sobre todo un consejero, el señor Benson. Me aconsejó que tomara todos los créditos para poder aplicar a la universidad. Yo había pensado ir al Junior College tal vez y después a la universidad pero él dijo que yo tenía muy buenas calificaciones, “yo pienso que tal vez puedas entrar a Berkeley” dijo, ¿Berkeley? respondí sorprendida, ¡esas son palabras mayores! pensé. Apliqué a Berkeley y me aceptaron.

En Berkeley sólo aceptaban un 50 o 60% de los solicitantes pero ella fue admitida; obtuvo su licenciatura en Administración de Empresas con énfasis en Literatura y Lengua Española porque quería mantener su lengua materna. Fue presidenta de la asociación empresarial de pre-grado de minorías de la universidad (Undergraduate Minority Business Association), asociación conectada con corporaciones las que daban la oportunidad a los alumnos de hacer prácticas (pasantías) antes de recibirse para que adquieran experiencia durante el verano. Patty hizo su práctica en Chevron Corporation por dos veranos, y estudiaba durante el año. Cuando estaba próxima a graduarse, Inroads, agencia conectada con la asociación de pre-grado, organizaba entrevistas para trabajos de tiempo completo para esas corporaciones. Con la experiencia que Patty había logrado durante esos dos veranos, estaba bastante calificada. Una consejera de la asociación de pre-grado de Wells Fargo, Sandra, desde que conoció a Patty le dijo “tú tienes que venir a trabajar a Wells Fargo”. Más adelante Patty se recibe con una maestría en Administración de Empresas de la Universidad St. Mary de California en Moraga.

 

¿Dónde resuelves trabajar?

Estaba entre una firma contable y un banco, la decisión era bastante difícil. Recién salía de Berkeley y opté por finanzas porque me gustaba el hecho de que yo iba a tener conexión con la gente, no sólo los números y usar mis conocimientos de administración sino también poder darles consejos a clientes de qué hacer con sus negocios, cómo conseguir préstamos, etc. Me atrajo mucho esa combinación de factores y empecé en un banco Wells Fargo en San Diego. Quería estar más cerca de mi familia y de Manuel mi novio, que estaba estudiando ingeniería en la universidad de San Diego State.

 

¿Cuándo conoces a tu novio?

En la Central High School cuando cursábamos el 2do o 3er año. Fuimos muy buenos amigos primero y después me pidió, bueno le pidió a mi papá permiso de ser novios. Eso fue en el 89 y desde entonces estamos juntos. Es mi “High School sweetheart”, somos muy felices.

 

¡Han crecido juntos!

¡Exacto! todas las experiencias las hemos vivido juntos, el colegio, el primer trabajo, el primer carro, la primera casa, todo lo hemos hecho juntos, es mi compañero en la vida, soy afortunada.

 

“Después de estar dos años en el banco en San Diego me mandan a San Francisco a un entrenamiento de seis meses para especializarme en préstamos para negocios medianos . Pensé que regresaría a San Diego pero en ese entonces el banco se fusionó con First Interstate Bank y no había cupo en mi oficina de San Diego, así que me ofrecen trabajo en Wells Fargo de Silicon Valley en San Jose. Era el año 1998, pleno boom de la tecnología, todas las compañías se hacían públicas, millones y millones de dólares de financiación, era muy atractivo. Acepté el puesto en San Jose. Manuel pidió lo transfirieran a San Jose State para terminar su carrera allí. Conseguimos un apartamento, al poco tiempo nos casamos, fuimos a Cancún de luna de miel, disfrutamos sus playas preciosas, estuvimos muy contentos. Hicimos muchos viajes más, teníamos mucha flexibilidad en el trabajo y estábamos los dos solos. Rentamos una casita, vivíamos a gusto y muy felices. Después resolvimos sentar cabeza y encargar familia. Dios nos dio la bendición de nuestra primera hija Isabella que nació en septiembre del 2008”, dice feliz.

 

¡Qué interesante experiencia en San Jose y en ese momento!

¡Sin duda! Manuel empezó a trabajar haciendo control de calidad en productos de Sony, Ericsson, y en otras empresas de tecnología, luego la ciudad de San Jose le ofrece un puesto sobre dirección de tráfico (traffic management), del departamento de transportación y se especializa en esa rama. Era el encargado de todas las luces de tráfico y su funcionamiento. En esa ciudad todas las luces están conectadas, si una luz está en verde la otra está en verde y nunca para, se llaman luces inteligentes (smart lights). Trabajó en eso por más de 10 años, cambiando todas las luces viejas por la nueva tecnología, muy buen trabajo y yo seguí ascendiendo en el banco.

 

La cartera de clientes de Patty crecía cada vez más, su orgullo eran sus clientes latinos con los que se podía relacionar, había muchísima gente que hablaba español, muchísimos negocios, y muchos ingenieros. Estaba eBay, PayPal, Google y otras compañías grandísimas, hasta le tocó que algunas de ellas fueran sus clientes y aprendió a hacer préstamos enormes.

 

Patty y Manuel compraron su primera casa, habían ahorrado lo suficiente para poder hacerlo, querían darle una vida cómoda y segura a su hija. La pusieron bellísima, tenía un patio inmenso, y su mayor dicha era poder acoger a toda su familia. Vivieron allí hasta que pudieron comprar la casa de sus sueños. Isabella tenía cuatro años, Manuel seguía trabajando con la ciudad y ella era ahora Jefa de Crédito. A los seis meses, cuando terminan de decorarla Patty recibe este llamado: “queremos que vayas a abrir una oficina comercial en Anaheim, en el Condado de Orange”, le dijeron.

 

Esa era la oportunidad que había esperado tanto y a pesar de que la oferta era brillante además de acercarlos a su familia, Patty resuelve no aceptarla. Manuel debía renunciar a su buen trabajo y ella no quería que fuera una decisión buena para ella sino para toda su familia. La economía del 2010 estaba débil, no había trabajo en ningún lado y ellos terminaban de colgar las cortinas a la ¡casa de sus sueños! Manuel le dice, “este es el trabajo que tú has soñado toda tu vida y yo ni de loco dejo que lo pases, yo renuncio mañana, empaco todo y te alcanzo allá. ¡Toma el trabajo!” Patty temía que Manuel no encontrara trabajo, su orgullo era también proveer para su familia, y de la casa de sus sueños se redujeron a un apartamento de una recámara. Manuel dijo, “donde quiera, pero juntos”.

 

La casa de San Jose se vendió en una semana, era hermosa. Manuel consiguió trabajo de inmediato como director de tráfico para las carreteras de peaje (toll roads), área de su profesión que le gusta mucho. Ahora está viajando bastante, tiene proyectos en Brasil, Taiwan y México. Y averiguaron sobre vecindarios lindos, un compañero de trabajo le dijo que debería conocer Ladera Ranch, donde él vivía. Vinieron y les encantó.

 

¡Vos sí que das saltos mortales! ¡del apartamento a esta casa!

Sí, habíamos vendido nuestra casa y ahorrado todo el dinero y cuando entramos a esta casa sentimos que era nuestra, nos gustó mucho, la seguridad, está cera de la escuela Serra Catholic en Antonio Parkway, escuela muy buena y que crea conciencia moral a las niñas como me enseñaron a mí. Además de la proximidad al resto de la familia, en lo que antes llegaba en avión ahora lo hacemos en carro. Además mi hermana Karina vive y tiene su oficina en San Diego, es abogada y muy exitosa.

 

Patty y Karina fueron muy unidas, cuando Patty comenzó a estudiar en Berkeley ella la visitaba todos los veranos y cinco años después aplicó para estudiar en Berkeley, la aceptaron y se graduó de abogada allí. Su hermana Laura se quedó en Mexicali, su hermano vive en Calexico con su familia y una hija, trabaja con la patrulla fronteriza, otros familiares se mudaron a Calexico también así que toda la familia reside en Calexico o Mexicali. Y pronto Patty y Manuel tendrán un niño. Para sus papás Isabella fue la única nieta por seis años, después vino Paulina, la hija de su hermano. Porque en su familia durante estos diez años todos los bebitos fueron mujeres.

 

¿Cómo comienza tu relación con la Cámara Hispana del Condado de Orange (CCHCC)?

Estaba asociada a la Cámara de San Jose y participaba en varios comités cuando me transfirieron acá. Mi asistente del banco, Pilar, me dijo que me conectara con su primo Javier Meir porque sabía que estaba involucrado con la cámara de este condado y me propuse localizarlo en la cena de Estrella Awards. Gran sorpresa me llevo cuando descubro que era el Presidente de la Junta Directiva de la Cámara. Me acerqué y le dije, “Javier, mucho gusto soy Patty, a mí me recomendó tu prima Pilar Mier que te viera”. Javier fue muy amable y me recomendó involucrarme con la cámara y que considerara ser parte de la Junta de Directores. Eddie Marquez tomó su lugar y al tiempo me dice que sería una buena candidata para la Junta de Directores. Así es como llego a ser uno de ellos.

 

La participación de Patty en la cámara fue tan notable que al poco tiempo Eddie le pide que considere tomar la posición de presidenta de la junta. Ella ya se había involucrado en tres organizaciones y debía pensarlo. “Por lo que he oído tendrías gran apoyo de los directores”, añadió. Después de una exhaustiva evaluación aceptó la propuesta.

 

“Hoy en día la Junta de Directores de la Cámara tiene mucha energía, todos quieren llevarla al siguiente nivel, es un buen momento, además hay muchas mujeres que aportan y se hacen sentir. Acepté, y tuve el honor de que me eligieran”, dijo Patty.

 

La vida de Patty ha sido marcada por desafíos resonantes que ha tomado con valor y gran responsabilidad. “No he flaqueado porque se me han presentado grandes oportunidades que si bien van a tomar mucho de mi energía, me siento muy afortunada de tenerlas, de estar ahora en la Cámara y emprender nuevos programas y expandirlos para beneficio de sus miembros”, dice Patty.

 

Además de servir en CCHCC, Patty está en la junta de CASA (Defensores Especiales Nombrados por la Corte) del Condado de Orange; en el Consejo de Liderazgo de THINK Together; en la Junta de Directores de la Universidad de Chapman, trabaja con el decano en programas para mejorar el nivel académico de latinos que están solicitando su ingreso a la universidad. “Estos son mis cuatro amores”, dice feliz.

 

¿Cuál es tu visión para la Cámara?

Quiero llevar el trabajo que se empezó con Javier y Eddie al siguiente nivel, a profesionalizar la Cámara un poco más, traer una disciplina fiscal más segura, controlar bien nuestras finanzas y presupuesto, expandir nuestra relación con las corporaciones aliadas para ampliar nuestros fondos para dedicarlos a programas y otras funciones para beneficio de sus miembros y a los negocios pequeños que representamos. Ese es el enfoque que tenemos que tener ahora que estamos más sanos, que tenemos una junta directiva más sólida. Esa es nuestra misión fundamental. Yo he trabajado con gente que ha salido de la nada y tienen hoy corporaciones de 300 o 400 millones en ventas. En esos pequeños negocios está la gente que va a ser el futuro del mañana, así que debemos darle el apoyo necesario, cursos en finanzas, en bancos, cómo conseguir el financiamiento que necesitan para crecer, eso es crucial. Pero el financiamiento puede llegar a ser un arma de doble filo si no se lo maneja con cautela.

 

¿Cuál es el mayor peligro en un negocio?

Algunos dueños de negocio toman decisiones equivocadas y yo digo ¡no puede ser! ¿cómo van a apostar la vida en esto! El peligro clásico es cuando se expanden más de la cuenta, les está yendo bien, y vuelan sin tener el capital que necesita esa expansión, porque si no está, ¡es muerte segura! ¡te vas a ir hacia abajo más rápido de lo que piensas! Hay que tener cuidado con las expansiones. Un negocio puede estar bien en dos locaciones o tal vez tengas tres y te puede estar yendo bien, estás tú vigilándolas a todas y de repente te vas a 10 y ya no tienes el mismo control. Si tú no tienes consejeros que te estén ayudando, fracasas. Los negocios que yo he visto que se han mantenido fuertes y muy bien han sido negocios donde los que trabajan son hermanos, son familia y como hispanos somos conocidos por esto. Tu familia te va a ayudar a salir adelante, claro que también puede haber drama, pero nadie te va a cuidar el dólar como lo va a cuidar tu familia. Es importante tener a alguien en finanzas, con la contabilidad, es crítico. Y cuando la gente obtiene la primera línea de crédito se debe manejar el crecimiento cuidadosamente, no porque ahí está la línea de crédito me voy a ir para acá o para allá.

 

Creo que las mujeres son más cautelosas…

¡Sí (Si)! Hay menos mujeres representadas pero ya vamos subiendo, hay muchos negocios últimamente creados por mujeres, esa es mi otra pasión, demostrar que la mujer puede hacer el trabajo igual o mejor que un hombre. Estoy en el consejo de diversidad para promoverla en el banco y abogar para que hayan más mujeres en el nivel alto de directores. Cuando empecé hace diez años no había casi nadie, ahora me da muchísimo gusto ver a más mujeres, estamos creando oportunidades y evitando que se filtre el talento porque no se les dé la flexibilidad necesaria.

 

“Patty es una persona extraordinaria, como profesional se ha destacado muy exitosamente a temprana edad en una industria tradicionalmente dominada por hombres. Además es muy querida por todos por ser tan linda persona, divertida, y generosa. Patty tiene una gracia especial que inspira confianza y amistad, es toda una gema latina y una gran inspiración para nuestra comunidad. Es una estrella que brilla muy alto” – Alicia Z. Maciel

 

Como empresaria latina ¿quién te ha inspirado?

Mi mamá, por su fuerza y ejemplo. También Iris Chan, asiática, quien manejaba el banco comercial en San Jose, muy luchadora, logró llevar su departamento a otro nivel. Me inspira Sheryl Sandberg, COO de Facebook, ella aboga para las mujeres, formó un concejo para programas para incentivar y promover el trabajo de la mujer y la flexibilidad que se le debe dar en cierta etapa de su vida para que no se vayan del mundo corporativo. Se pierden demasiadas mujeres cuando tienen sus familias y empezar de nuevo es muy duro. Admiro mucho a mi amiga Alicia Maciel. Ella dijo, “Goodbye Disney, yo voy a criar a mis hijos”, a pesar de que sabía que empezar de nuevo iba a ser muy difícil. Cualquier latina que logre una posición en el gobierno o corporativo es una inspiración para mí.

 

¿Qué hace la cámara para el pequeño negocio?

Necesitamos saber sus necesidades para poner a su disposición todos los recursos y soluciones que tengamos. Proveeremos el consejo necesario para ayudarlo a crecer como negocio y como empresario a través de seminarios educativos y reuniones de negocio en donde tienen la oportunidad de contactarse con otros empresarios. Insistimos que el dueño de negocio debe involucrarse en actividades que lo llevarán a conocer mentores exitosos que compartirán su consejo para inspirarlo y guiarlo en su propio camino. Los Directores de la Junta de la Cámara son empresarios que ofrecen su tiempo y talento para estructurar programas y velar por el crecimiento de los pequeños negocios que representa. Es crucial su aporte como así también el de los miembros de los distintos comités. La Cámara además ofrece una cena de gala anual, Estrella Awards, en donde reconoce a individuos sobresalientes de distintas áreas del Sur de California.

 

Si alguien piensa en abrir su propio negocio, ¿debería acercarse a la Cámara ?

Sí. Los invitamos a que nos visite en nuestras oficinas en Santa Ana. El programa de embajadores trabaja con mucha dedicación, son el puente entre la cámara y aquél que desea conocer esta organización; informa sobre programas y seminarios que brinda a sus miembros y los invita a asistir a eventos de trabajo en red y reuniones de negocio. Cuando llegué aquí después de 12 años de estar en San Jose no conocía a nadie así que me eché de cabeza por seis meses a conocer gente, asistir a reuniones de negocio, porque tienes que darte a conocer, el valor del trabajo en red es invalorable. Queremos ayudarlo, la Cámara está para todos los que necesiten información para abrir su propio negocio o para el que ya lo tiene, con la esperanza de que pronto se convierta en otro de nuestros valiosos miembros.

 

Patty ha recibido numerosos reconocimientos durante su exitosa trayectoria tales como: Líderes Latinos -Programa Ejecutivo de Liderazgo (UCLA); Joven Estrella Corporativa Latina -Latina Style Magazine; Reconocimiento de la Junta Directiva -UMBA; Practicante del Año – INROADS; Becas para Minorías -Chevron y muchos más.

 

CCHCC representa los intereses a nivel local, estatal y federal de 30.000 negocios hispanos del Condado de Orange. La Cámara apoya el desarrollo de estas empresas proveyendo oportunidades de trabajo en red, apoyo legislativo, acceso a capital, y programas de educación y capacitación. Esta organización se siente muy orgullosa de tener a un ser tan energético, positivo y dedicado al servicio de los pequeños negocios como su presidenta, Patty Juárez.

 

 

Filed Under: *Lo últimoPersona Notable

About the Author: