banner ad

Exclusiva con Ana de Armas – Blade Runner 2049, la mejor película del año


Ana de Armas logró su primer personaje protagónico a los 16 años en la película Una rosa de Francia. Una década después, la carismática actriz cubana forma parte del elenco de Blade Runner 2049 junto a actores mundialmente conocidos como Harrison Ford y Ryan Gosling. La secuencia de la clásica película de ciencia ficción de 1982 es una de las más esperadas del año. Hablamos con la bella actriz sobre su participación en Blade Runner 2049 y sus batallas en Hollywood. 

Cuéntanos sobre tu experiencia filmando Blade Runner 2049…

Fue una experiencia brutal. Fue increíble y será inolvidable por siempre ¿No? Por el resto de mi vida. Fueron cinco meses de rodaje que supusieron mucho esfuerzo, mucha concentración, mucho trabajo y mucho aprendizaje para mí en muchos aspectos. Fue un gran reto y a la misma vez, en cinco meses nos convertimos en una familia realmente, y la pasamos muy bien también.

En Hollywood se dice que es un mundo de hombres… ¿Ha sido difícil para ti enfrentar eso además de ser latina?

Yo creo que no está siendo más difícil para mí que para cualquier otra mujer en Hollywood y creo que las dificultades están ahí, palpables, a la vista y le está pasando a todo el mundo. Realmente no exis ten personajes femeninos, personajes femeninos buenos e interesantes que sean emocional o que lleven la película en sus hombros. Con lo cual, yo personalmente, quizás por ser latina, se le añade un poco más de dificultad por los estereotipos y de los acentos y de estas ideas cuadriculadas que tiene la industria de dónde colocar a los personajes latinos. Esta es una lucha con la que hay que seguir, hay que enfrentarse de manera positiva y no agresiva en el buen sentido. Hay que ser agresivo pero agresivo trabajando. Con el director Denis Villeneuve tuve mucha suerte porque realmente cuando supe que iba a hacer la película, que me habían elegido después de las audiciones, pasé como un momento de incredulidad porque realmente no me lo esperaba. No esperaba llevarme este personaje siendo latina, pero Denis es un director que tiene muy claro lo que busca en cada actor para cada personaje y nunca ha jugado quizás ese juego de Hollywood de buscar a alguien ya famoso que tenga un nombre. Realmente busca a la persona adecuada para cada proyecto y yo creo que el elenco de la película lo dice por sí solo. Actores que están en distintos puntos de su carrera, que son más o menos conocidos, que no tienen una gran trayectoria en sus espaldas y sin embargo los han elegido porque era lo que Denis buscaba. De vez en cuando te topas con directores o con directores de casting o productores y estudios que están más abiertos y son más flexibles a darle oportunidades a gente nueva.

Ser mujer o siendo latina en Hollywood ¿Cuál ha sido tu batalla más grande para llegar a este gran momento en tu carrera? 

Pienso que la batalla continúa. Échale ganas, pero no significa que tenga la sensación que a lo mejor Blade Runner 2049 va a ser mi última película. No hay garantía de nada y pienso que lo difícil es seguir siendo tú misma. Es una industria en la que fácilmente te hacen creer que necesitas cambiar ciertas cosas tanto físicamente como en tu personalidad o en la forma en que hablas para llegar a algo, para encajar, para estar más cerca de como los personajes son descritos en un guión. Yo pienso que mi trabajo personal, lo que yo estoy intentando hacer es seguir siendo yo misma y seguir, en vez de cambiar a lo que dice el guión, que el guión cambie. Pienso que todavía estoy muy al principio de esta lucha pero yo creo que lo importante es seguir ahí fuerte. También soy consciente que es un proceso que lleva tiempo. Yo acabo de llegar a Estados Unidos hace tres años, no es mucho, apenas hablaba inglés. No hablaba inglés cuando llegué, o sea que también me lo tomo con un poco de paciencia y de saber que poco a poco se logran las cosas, poco a poco. No se puede pedir tampoco un cambio radical porque son cosas que llevan funcionando así por muchos años. Hay que tener las ideas claras y seguir adelante. 

Aunque sea tan breve tu carrera es admirable que trabajes con actores con los que muchos sueñan trabajar, como  Robin Wright y Harrison Ford en esta nueva película. Hay tantos grandes actores en tus películas que de seguro admirabas de pequeña cuando soñabas ser actriz …

Sí, definitivamente. Hacer la película Manos de Piedra, que fue con Robert de Niro o “Knock, Knock” que la hice con Keanu Reeves o ahora con Harrison Ford, yo siempre pienso lo que pensarán mis padres (risas) porque para mí al final de cuentas, ellos son actores a los que admiro muchísimo, con los que me muero por trabajar y aprender y mirar cada detalle que hacen y cómo lo hacen en el set. Pero al final, cuando estamos en el set y dicen: “Acción” todos somos iguales, somos lo mismo. Estamos actuando, estamos haciendo escenas, estamos trabajando para un proyecto común. Siempre me da mucha ilusión pensar que cuando le diga a mis padres: “Voy a hacer tal cosa con esta persona o la otra” cómo reac cionarán ¿No? Y para mí Robert de Niro fue una de las personas más increíble cercanas que he conocido y lo mismo Harrison Ford. Son leyendas del cine que llevo viendo desde pequeña, en muchísimas películas y de pronto estás en el set con ellos, ¡es un poco surreal! 

¿Qué es lo que crees que le va a gustar más a la audiencia de la película?

Ví la película hace unos dos días y me quedé fascinada con ella porque es una película que sí es de acción y suspenso, de ciencia ficción. Se encuentran en un punto intermedio, lo maravilloso, que es el cine de ciencia ficción en el universo de Blade Runner, y lo que es ese trabajo tan íntimo y tan detallado que hace Denis con los actores. Y se ha creado como una combinación tan bonita, es como una poesía de dos horas y media tan preciosa. Es una película de acción llena de sorpresas y de giros y que va a mantener a la gente en el filo de la butaca sentados hasta el final. Pero muy importante también, el centro emocional que tiene esta película, el guión tan potente que tiene y sobre todo, que expande esa idea que el director Ridley Scott y escritor Hampton Fancher trajeron a la luz en el 82 con lo cual todas esas cuestiones morales y sociales sobre qué es ser humano, aparecen. Ha quedado una película muy completa y muy especial realmente. Yo creo que no va a defraudar a los fans de la anterior y a los nuevos.

Filed Under: *Lo últimoEntretenimiento

About the Author: