banner ad

Aunque no te contagies de Covid-19, ¿cómo puede afectar tu salud?

Los niveles de estrés, ansiedad y preocupación se han incrementado durante la pandemia

Russell Bennett

La pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto importante en nuestras vidas. Muchos de nosotros enfrentamos desafíos que pueden ser estresantes, abrumadores y causar emociones fuertes en adultos y niños. 

Las acciones de salud pública, como el distanciamiento social, son necesarias para reducir la propagación del COVID-19, pero pueden hacernos sentir aislados y solos y pueden aumentar el estrés y la ansiedad. Aprender a lidiar con el estrés de una manera saludable hará que usted, sus seres queridos y quienes lo rodean se vuelvan más resistentes.

El estrés puede causar sentimientos de miedo, ira, tristeza, preocupación, entumecimiento o frustración; cambios en el apetito, la energía, los deseos y los intereses; dificultad para concentrarse y tomar decisiones; dificultad para dormir o pesadillas; dolores de cabeza, dolores en el cuerpo, problemas de estómago y erupciones en la piel; empeoramiento de problemas de salud crónicos; empeoramiento de las condiciones de salud mental; mayor uso de tabaco, alcohol y otras sustancias.

Por todo esto, en el Institute for Healthcare Advancement (IHA) estamos publicando un pequeño libro intitulado: Cómo manejar su Ansiedad durante COVID-19. El libro está dirigido a los empleados, para que las empresas se los hagan llegar como apoyo, comprensión y entendimiento de las presiones que enfrentan los empleados y sus familias durante esta pandemia. Algunos de los temas incluidos en el libro tratan del estrés, la ansiedad y los ataques de pánico. Si le interesa obtener el libro envíe un email a Yolanda Herrera yherrera@iha4health.org.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es COVID-19, también llamado coronavirus?

El coronavirus es una nueva enfermedad grave que se está propagando por todo el mundo a través de gérmenes. Si bien la mayoría de las personas no se enferman gravemente, algunas personas mayores y personas con discapacidades u otros problemas de salud pueden enfermarse gravemente y terminar en el hospital.

¿Cómo se puede contagiar una persona?

Las personas con coronavirus lo transmiten a otras personas al exhalar, toser o estornudar. Los gérmenes entran en el aire, caen sobre usted y pueden ingresar a su cuerpo a través de la boca, la nariz y los ojos.

¿Qué pasa si usted tiene el virus?

Para la mayoría de las personas, es como tener un resfriado o una gripe. Las personas con coronavirus suelen tener fiebre de 38° C o más, tos, dificultad para respirar y pérdida del gusto y el olfato. Sin embargo, en casos graves, el coronavirus puede empeorar y asentarse en los pulmones de una persona, lo que dificulta su respiración. Cuando esto sucede, es posible que necesite ayuda para respirar de una máquina llamada ventilador.

Y aunque uno no se contagie ¿cómo puede afectar nuestra salud?

Muchas personas actualmente sienten ansiedad y algunas hasta llegan a tener ataques de pánico, debido a la incertidumbre o las preocupaciones por la pandemia y cómo puede afectarles a ellos o a sus familias.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es la respuesta natural de su cuerpo al estrés. Es un sentimiento de miedo o preocupación por lo que está por venir. Si sus sentimientos de ansiedad son fuertes, duran más de 6 meses e interfieren con su vida, puede tener un problema con ansiedad.

¿Qué es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es cuando usted siente un episodio repentino de miedo intenso y una sensación de muerte inminente que provoca reacciones físicas severas. Muchas personas que están sufriendo un ataque de pánico piensan que están teniendo un infarto o un derrame cerebral. Los ataques de pánico pueden causar miedo y pueden aparecer rápidamente. 

¿Qué debo hacer si creo que estoy teniendo un ataque de pánico?

Intente controlar su respiración. Concéntrese en inhalar y exhalar profundamente por la boca. Inhale contando hasta cuatro, mantenga la respiración durante un segundo y luego exhale contando hasta cuatro. Trate de reconocer que está teniendo un ataque de pánico en lugar de un ataque al corazón. Recuerde que esto es temporal, pasará y estará bien. Esto le permitirá concentrarse en otras técnicas calmantes para reducir sus síntomas como imaginar el lugar más relajante y seguro del mundo que se le ocurre, u oír su música favorita. Trate de concentrarse en las vistas, los sonidos, los olores y otras sensaciones que le recuerden este lugar tranquilo y silencioso. Una vez que se haya relajado, llame a su doctor o a su proveedor de salud mental de inmediato para hacer un plan de tratamiento. También puede ayudarle el hacer ejercicio con regularidad y seguir los consejos para controlar la ansiedad que se detallan en el libro. Si le interesa obtener el libro envíe un email a Yolanda Herrera yherrera@iha4health.org.

Russell Bennett es Consultor del Institute for Healthcare Advancement y ejecutivo senior experto en sistemas de aseguradoras de salud.

Filed Under: *Lo últimoSalud y Nutrición

About the Author: