banner ad

Apuestas para encontrar tu propio estilo- por Candela Ferro

El verano aún está en pleno apogeo, y ha sido tan intenso que las temperaturas nos han obligado a abusar del “summer dress” o vestido fresco de verano, sandalias bajas y un sombrero panameño para afrontar las olas de fuego que enfrentamos a diario en las ciudades en las que vivimos. Sin embargo la logística de la moda no perdona.

Las colecciones de otoño-invierno 2010 ya está en las tiendas, que en un perfecto mundo de refrigeración extrema, invitan a empezar a soñar con el guardarropa de invierno. Del regreso triunfal del minimalismo, a la opulencia de texturas y faldas amplias de los años 50, las pieles sintéticas o “Faux fur” en colores vibrantes como el amarillo, verde esmeralda o rosa mexicano, metalizados en oro o plata, o el look masculino, hasta la preponderancia de las curvas femeninas en las pasarelas más importantes como Marc Jacobs para Louis Vuitton o Prada.

Sin duda la modelo Lara Stone con curvas poderosas, dientes separados y una personalidad irreverente, es el reflejo de un nuevo espejo en el que las mujeres pueden encontrarse. Alguna vez uso el alcohol para lograr adelgazar y tener medidas perfectas para los cánones de belleza que le exigían, hoy luego de pasar por un centro de rehabilitación es la cara de las firmas de lujo más cotizada, y musa de diseñadores como Lagerfeld, Louis Vuitton o Riccardo Tisci. Un nuevo cuerpo femenino  aparece en las campañas de moda más prestigiosas y las tapas de revistas especializadas.

El regreso de iconos que en los 90 crearon la ERA de las Supermodelos como Cindy Crawford, Christy Turlington, Linda Evangelista, Claudia Schiffer, Laetitia Casta, Elle Macpherson o Helena Christensen. Todas ellas verdaderas diosas de carne y hueso, con una personali dad e inteligencia tal, que la gente comenzó a llamarlas por su nombre y seguían sus vi das privadas y gustos como si fueran estrellas de cine.

El 2000 trasladó la atención de las revistas de modas y estilo a las estrellas de cine, serian ellas quienes encarnaran una nueva idealización femenina y fue Anna Wintour, la Editora en Jefe del Vogue americano, que pusiera en sus portadas a actrices como Gwyneth Paltrow, Demi Moore, o Nicole Kidman posando como modelos profesionales. Mientras en las pasarelas, salvo Giselle Bündchen, considerada una de las últimas supermodelos, otras  jovencitas, cada vez más pequeñas de edad y sin formas aún definidas, extremadamente delgadas y algo andróginas, ponían en la mesa el debate de la anorexia y la moda como responsable de este fenómeno en muchas chicas adolescentes que soñaban ser como ellas.

Recientemente leí en un artículo que Cindy Crawford decía que con su cuerpo curvilíneo y sus caderas en los tiempos de hoy en la moda no hubiera podido ser Cindy Crawford. Simplemente porque no la hubieran aceptado en ninguna agencia. Yo no lo creo. Cindy es más que un cuerpo, siempre tuvo una personalidad e inteligencia avasallaste, que la hizo ser única y que aún hoy a sus 44 años sigue siendo la cara de las campañas más importantes, tiene su propia línea de muebles, accesorios y cosméticos. Portada de las revistas de moda, felizmente casada y mamá de dos hijos.

Siempre recalco que las tendencias son efímeras, que lo que se usa hoy, mañana no. Y que casi siempre cada 5 años la moda vuelve  a repetirse. El afán por contar algo nuevo en cada desfile de diseñadores, hace que estos verdaderos show de extravaganza tejan una constante ida y vuelta entre el hoy y el ayer. Es cíclico. Por eso debes conocerte, aprender a quererte como eres. A estudiar tu cuerpo. Todas las mujeres tienen puntos focales. Algo que te hace única y diferente a las demás. Porque hoy están las curvas de moda, no corras al cirujano a hacerte senos como los que ves en revistas, o porque vuelve la moda andrógina te vas a “matar” de hambre para parecerte a la modelo de turno.Tú eres tú. Hay mujeres curvilíneas y mujeres que no tienen formas. Pero les aseguro que todas son encantadoras cuando saben vestirse, arreglarse, contar historias, mantener una conversación. No hay mujer más sexy que la inteligente, ni las más bella que la que tiene seguridad en sí misma. Esto crea el estilo en una mujer.

El mes de julio lo pasé en la ciudad que es la capital del mundo: Nueva York. Me quedaba horas sentada en un café mirando pasar mujeres. Todas con un estilo. Una seguridad en su porte, su caminar. Todas hacían moda. Como eligen un vestido y lo mezclan con un cinturón vintage, un sombrero, y sandalias altas o bajas pero se las apropian con tanta fe que las ves a ELLAS no ves lo que llevan puesto. Y esto es quizás lo más atractivo de las mujeres de Manhattan. Nunca pretenden ser otra, son ellas mismas, incorporan tendencias con naturalidad pero no parecen vitrinas estáticas. A pesar del trajín de la urbe, sonríen, se enamoran y se inspiran. Los pequeños cines del Village están llenos, los museos también, las librerías no dan abasto. La mujer que se nutre es la mujer que triunfa. La mujer que cuenta su historia y no espera que nadie más le diga qué rumbo elegir, porque lo tiene muy claro.

Como les prometí les recomiendo algunos de mis sitios Vintage favoritos en NYC para que si tienen la oportunidad de viajar al corazón del mundo, se den una vuelta. Lo mágico de estos lugares es que pueden encontrar piezas únicas muchas veces de diseñadores de lujo que de otra manera es imposible comprar. Hay sitios muy bien puestos y donde entras a un universo nuevo. Me gustan los lugares donde no hueles a “viejo” a “usado”. No hay una sobre población de ropa, zapatos, carteras y accesorios.

Todo tiene un lenguaje y son solo pocos per cheros para investigar.

Si no compras no importa, ¡inspírate!

Tiendas Vintage:

A Second Chance

Second Time Around

Bond 07 by Selina

¡Hasta la próxima!

Candela Ferro

Ahora también te invito a seguirme en Twitter @candelaferro

www.candelaferro.com

Filed Under: Moda y Belleza

Tags:

About the Author: