banner ad

Adamari López: La más bella del año

En marzo del 2005 Adamari López, con mucha entereza, anunció que fue diagnosticada con cáncer de seno.

En ese momento, Adamari comenzó una nueva etapa en su vida, que la llevó a superarse de la enfermedad y con valentía educar, informar y ayudar a otras mujeres que han enfrentado la misma situación. Adamari se encuentra en la actualidad, trabajando con Save Lids to Save Lives, cuya meta es recaudar dinero para la lucha contra el cáncer de seno de la organización Susan G. Komen for the Cure.

 

Adamari nació en Humacao, Puerto Rico y, desde pequeña, deseó pertenecer al atractivo mundo del entretenimiento. Adamari comenzó su carrera como artista cuando sólo tenia 6 años en la famosa telenovela de Cristina Bazán actuando junto a Jose Luis Rodriguez, “El Puma”, y Johanna Rosaly. Tres años después actuó en la tele-novela Yo Sé Que Mentía y comenzó su gran trayectoria y popularidad como actriz en la pantalla pequeña. Muchos la recuerdan como Maria Elena en Sin Ti, y en Gata Salvaje, como Karina Ríos, o en Amigas y Rivales, como Ofelia Villada en donde salió con Angelica Vale y Michelle Vieth.

 

Además de su pasión por el cine, López encontró el tiempo para el estudio, que nos cuenta, fue algo muy importante para ella. Se gradúo con una Licenciatura en Comunicaciones de la Universidad del Sagrado Corazón en Puerto Rico.

 

En su vida personal, Adamari dice que no ha sido fácil vivir en el estrellato con las cámaras siempre siguiéndola, pero que el amor siempre fue y será algo importante para ella.

 

Nos encontramos con la bella Adamari en uno de los restaurantes más famosos en Hollywood, Geisha House, en donde se condujo la entrevista y sesión de fotos con la actriz. Más radiante y bella que nunca, Adamari nos contó su lucha contra el cáncer, su trayectoria como actriz, su experiencia en Mira Quien Baila y sus sueños. Lopez es realmente una de las mujeres más afectuosas e inspiradoras que hemos entrevistado ultimamente.

 

Cuéntanos sobre la campaña de Yoplait

Pues estoy súper contenta porque Yoplait me da la oportunidad de ser portavoz de su campaña “Save Lids to Save Lives” por cuarto año. Ellos han estado 13 años en la lucha constante para tratar de recordarles a las mujeres hispanas lo importante de la detección temprano del cáncer de seno, y que me hayan escogido a mí cuatro años consecutivos ha sido súper importante y valioso en mi vida personal y en mi carrera como sobreviviente de la enfermedad.

 

¿Qué es lo más importante para ti en este proyecto? 

Poder estar en contacto con  la gente, a mí me encanta. En los supermercados va mucha gente y puedo saludarlos, tomarme fotos con ellos, agradecerles de alguna manera el cariño que me han brindado. En los cuatro años que hemos estado en la campaña se han presentado historias muy lindas. Mujeres que vienen porque escucharon que yo he tenido cáncer y se fueron a chequear y encontraron que también la tenían. En algunos casos coincide que estoy en su ciudad, y antes de que se vayan a operar, vienen al supermercado a verme. Vienen a pedir fuerza de cómo enfrentar ese momento. Vienen abuelas que han perdido sus hijas y ahora crían a sus nietas. Vienen mujeres que no saben si hacerse una reconstrucción porque les da miedo y piensan que si se la hacen les vuelve la enfermedad, también mujeres que no tienen recursos económicos para operarse sabiendo que tienen cáncer.

 

La quimioterapia y todo ese tratamiento es muy costoso…

¡Todo! Ir a un hospital a hacerse una operación cuesta mucho, la camilla te cuesta, el anestesiólogo te cuesta, el doctor te cuesta, los enfermeros te cuestan, el tylenol que te dan, todo te lo cobran. Es tan importante hacer chequeos.

 

¿Cómo puede colaborar la gente? 

Pedirles que compren el yogur para que participen en la campaña. Lo único que la gente tiene que hacer es comprar el yogur Yoplait con tapita rosada durante el mes de septiembre y octubre, y enviarnos la tapita por correo. Por cada tapa que la gente envíe, Yoplait dona diez centavos a la fundación Susan G. Komen For the Cure, hasta llegar a dos millones de dólares. El plazo para hacer eso es hasta el 31 de diciembre. También hemos incluido a las cibernéticas, lo pueden hacer por internet en www.tapasporlavida.com, poniendo el código que tiene la tapita por atrás.

 

¿Cómo ha cambiado la campaña desde que comenzaste?

Cada año varía algo, por ejemplo este año hay 400 mil dólares más que el año pasado. Está la nueva forma de enviarlas por el internet que no había antes. Está el Fondo Yoplait para la mujer hispana, que también ayuda a las filiales de Susan G. Komen en los EU, a que propongan nuevas iniciativas de cómo llevar el mensaje a nuestro mercado hispano. Para las iniciativas más creativas para implementarlas en la comunidad, Yoplait dará 250 mil dólares de esos 2 millones a esa iniciativa, o a varias iniciativas, para ayudar a las diferentes comunidades hispanas.

 

Desde el momento que fuiste diagnosticada hablaste del tema públicamente…

Cuando yo me enfermé quería entender lo que me estaba pasando. Quería saber más, leí mucho sobre el tema, viví en una montaña rusa de emociones, entre nervios, angustias, miedos, muchos cambios físicos, muchos momentos de angustia. En lo que uno procesa todo eso uno tarda su tiempito, pero una vez que entendí todo ese proceso y lo asimilé me dije, “ya sé lo que voy a hacer”. Supe que tenía que hablar de la experiencia que estaba pasando y que era lo mejor que podía hacer para poder salir más rápido de eso y a la vez, ayudar a otras mujeres.

 

El poder usar tu popularidad para informar al público es algo muy importante para muchos artistas…

Yo creo que debemos usar ese reconocimiento que tenemos por la labor que hacemos en televisión, en el cine, en el teatro, como cantantes o artistas en general, para poder llevar mensajes que ayuden a la comunidad, que impacten de alguna manera la vida de otro ser humano de forma positiva, y que nos de un propósito. No es nada más actuar y verse bonita en la televisión, sino tratar de hacer algo por alguien más.

 

Luces muy bella, ¿cómo te sientes en este momento? 

Estoy muy contenta, creo que he entrado a los 40 con tranquilidad, con serenidad, con mucha alegría, disfrutando cada cosa que me pasa, cada proyecto en el que me involucro. A lo mejor eso es lo que se refleja, porque estoy gozando de mi vida como no tienes idea.

Tres décadas frente a la cámara y te ves más hermosa que nunca, te hemos nombrado La Más Bella del Año

¡Gracias! Me siento bien, estoy haciendo ejercicios, dedicándole tiempito y cariño al cuerpo, dedicándome un tiempo a mí porque siempre me he dedi cado a todos los demás, ahora me toca a mí.

 

¿Dónde te ves en 5 años?

Desde que me enfermé, estoy pensando que me gustaría escribir un libro, obviamente tendría mucho que ver con mi historia, y con la base de seguir adelante que me dan mis padres.

 

¿Escribís tus recuerdos en un diario? 

Cuando me enfermé escribí muchas cositas y allí están guardadas, todas las tengo en una cajita con todas las cosas que leí y que me daban.

 

¿Qué es lo que más aprendiste de ti misma en esa etapa difícil de tu vida? 

Creo que soy mucho más fuerte y valiente de lo que yo misma pensaba. Yo me creía a lo mejor más débil para enfrentar enfermedades, cosas que tenían que ver con operaciones, sangre. Creo que había estado en el hospital en una ocasión por algún problema gastrointestinal pero no, esas cosas que vas un día y te sacan el otro. Yo no pensa ba que tenía tanta fortaleza.

 

¿Quiénes son tus modelos a seguir? 

Mis padres siempre han sido una base muy importante en mi vida y eso no ha cambiado. Ellos fueron una parte importantísima en mi recuperación al igual que mis hermanos. El apoyo que he tenido siempre de mi familia ha sido para mi la razón que me mantiene firme, además de la fe en papa dios.

 

¿Cómo describirías tu relación con tus padres? 

Mi mamá siempre ha sido como mi amiga. Los dos han sido maravillosos conmigo. Ella siempre habla de todo muy abiertamente y siempre ha sido mamá y se le respeta sus puntos en la casa, pero también ha sabido ser amiga y ha sabido escuchar y entender y estar. Papi es más fuerte, un hombre muy recto, casi militar, me ha enseñado mucha disciplina, de como salir adelante, esa fortaleza de seguir luchando para estar bien, no quejarse por cualquier tontería, quizás viene de mi papi.

 

Danos tres palabras que te describen en este momento 

Feliz, motivada y siguiendo adelante.

 

Se que tienes deseos de regresar a las telenove las el año que viene, ¿estás leyendo guiones? 

Me han hecho acercamientos y deseo aceptar alguno pero hay que ver cuando voy a terminar Mira Quién Baila que espero llegar al final, y llevarme ese dinero para la fundación de Susan G. Komen. Porque estoy bailando para esa causa, como así también es la campaña de Yoplait. Una cosa va a la mano de la otra. Si llego hasta la final entonces esperaríamos a que se acabe que sería como para el 20 de noviembre, y ya viene Thanksgiving y Navidad entonces sería para el próximo año. No es que no hay tiempo, es que ningún proyecto empieza en esas fechas. A lo mejor para la primera semana de enero estaré trabajando.

 

¿Cuáles son tus mejores recuerdos de las novelas?

Es que todo lo disfruto tanto, mis compañeros, México me ha recibido con los brazos abiertos cuando viví y trabajé allí. Yo disfruto mucho mi trabajo, yo digo que me pagan por hacer lo que me gusta. Haber tenido la oportunidad de trabajar de chiquita en Puerto Rico para empezar en mi casa, después en Venezuela hice dos novelas, luego regresé a estudiar en la universidad y me gradúe.

 

¿Fue importante volver a estudiar para ti? 

Era lo único que me pedían mis papas. Ellos decían, “te dejamos hacer lo que tu quieras, te complacemos en lo que tu quieras. Complácenos tu a nosotros estudiando una carrera por si acaso no funciona el ser actriz”.

 

Te recibiste con un enfoque en comunicaciones…

Estudié comunicaciones y empecé una maestría en relaciones públicas cuando se abrió la oportunidad de ir a México y me quedé, sólo estuve un semestre en relaciones públicas. Cuando decidí estudiar, cogí algo que estuviera relacionado a lo que me ha gustado hacer.

 

Imagino que esa educación te ha ayudado con proyectos como ser portavoz para la campaña de Yoplait. 

Creo que sí. Mucho de lo que aprendí de la universidad sobre campañas o de tener una imagen o presentar cosas, esas mismas estrategias uno las puede utilizar para una campaña para promover lo que sea que se deba promover.

 

Se nota que tu familia te ha sabido guiar

Yo digo que si volviera a nacer querría nacer en la misma casa. Estoy muy orgullosa de ser hija de Don Luis y Doña Vidalina.

 

¿De qué novela tienes los mejores recuerdos? 

Yo creo que el haber empezado a trabajar en México fue lo que abrió la puerta para que la ca-rrera se fuera reconociendo como la Adamari Lopez que soy. Si no hubiese tenido esa oportunidad, no se como hubiese sido mi vida. Quizás ese primer papel en México me abrió la puerta y me dejó quedarme en los corazones de la gente, fue el papel clave de la novela Sin Ti que realicé con Gabriela Rivero y con René Strickler.

 

Y después de ese papel, ¿qué vino?

Camila, con Eduardo Capetillo y Babi Gaytán. Creo que cada uno de esos me hicieron subir un escalón. Fue creciendo mi carrera a nivel internacional, porque en mi país ya me conocían.

 

Además traducen las novelas a otros idiomas logrando un público que uno nunca espera 

México pone regalías, que si en Rumania, que si en todos lados. Hay tantos países en los que se transmiten las novelas donde uno se hace conocer y se dice “wow”.

 

¿Desearías hacer algo en Hollywood? 

¡Claro! Me encantaría.

 

¿En inglés? 

En inglés me gustaría, no le tengo miedo pero no me fluye el idioma aún, cuando me pongo nerviosa digo disparates, pero no le tengo miedo. No me da miedo hablarlo, si digo cuatro disparates, ¡que me entiendan! (risas).

 

Hasta el cine en español está pegando en Hollywood

¡Claro! Yo creo que hay muchas oportunidades de hacer cine, se han abierto muchos mercados. Están haciendo muchas producciones en México, Colombia, aquí mismo en los EU en español. ¿Por qué no tocar todas esas bases?

 

¿Con quién desearías trabajar? 

No sabría decirte, con cualquiera que tenga un buen proyecto y que tenga la misma pasión. No importa si hay mucha o poca plata, sino un proyecto bueno.

 

¿Cuál sería tu papel ideal? 

Algo que me rete, algo que me haga demostrar día con día que puedo crecer como actriz, no quedarme en lo mismo. Cualquier cosa que me ofrezca un desafío. Estoy abierta a todos los proyectos pero las cosas más actuales creo que atrapan más a la gente.

 

¿Cuál es tu mensaje para tus fans? 

Que se cuiden, que las mujeres se acuerden que todas estamos expuestas a la enfermedad, no importa de qué clase social sea, de qué raza, de qué nacionalidad, debemos ponernos como prio ridad. Tienen que aprender a hacerse el auto examen y perder el miedo a ir a visitar al doctor. No hay nada más importante que uno, y si uno está bien, puede cuidar a la gente que quiere, a la gente que está cerca nuestro y que es importante para uno. Aprendan a quererse y a valorare primero para que puedan tener una mejor calidad de vida.

 

¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado tus padres? 

Mucha disciplina para trabajar, no estar en algo que no te apasione, y disfrutar cada momento. Disfrutar la vida y vivirla al máximo, disfrutar de la gente que está alrededor tuyo, valorarla y darte tiempo para compartir y platicar con ella.

 

“Me siento súper bien, de verdad que ni yo creo que tengo 40. Me siento joven, me siento llena de vida, para nada pienso que tengo 40”, nos cuenta Adamari.

 

Con incontables metas y sueños todavía por cumplir, Adamari López se ve más contenta y feliz que nunca. Auguramos que el 2012 le propinará grandes proyectos que los convertirá en éxitos por su disposición y óptima actitud hacia la vida, el trabajo, su público y sus fervientes fans.

 

Fotos Francis Bertrand

Maquillaje Clark Ivor 

[youtube]http://youtu.be/5m_aYplrat8[/youtube]

 

 

Filed Under: *Lo últimoEntretenimiento

About the Author: