Somos más fuertes…punto y, ¡se acabó!

Fui a cenar con unas amigas. Cuando terminamos de comer, el mesero nos preguntó qué queríamos de postre. Todas nos frotamos la barriga insinuándole al hombre que estábamos a punto de “explotar”. En ese instante, mi amiga Lorena, quien supuestamente estaba en dieta, dijo: ¿compartimos un pastel de chocolate? Todas nos sonreímos y, aunque no me entraba ni una menta, sin titubear dije: “Señor, traiga cuatro cucharas por favor”. El mesero se sonrió y exclamó: “¡por eso las mujeres son conocidas como el sexo débil!”. Su comentario me hizo reflexio nar:“¿por qué a las mujeres nos califican así? Decidí buscar la respuesta y luego de una larga investigación descubrí que la única razón por la cual se dice que la mujer es el sexo débil, es porque nuestra estructura corporal es más pequeña que la de un hombre. Sin embargo, encontré muchas razones que comprueban que la mujer es realmente el sexo fuerte. A continuación comparto contigo algunas de mis revelaciones:

1- Vivimos una vida más larga

Las causas de muerte más comunes son el cáncer, la diabetes e infartos, las cuales atacan con más frecuencia a los hombres. De cada nueve personas que llegan a cumplir 100 años, ocho de ellas son mujeres.

2- Somos mejores empresarias

Las estadísticas muestran que las empresas dirigidas por mujeres tienden a permanecer vigentes por más tiempo que otras compañías. Esto se atribuye a que las féminas se preocupan más por llevar buenas relaciones con sus empleados, clientes y proveedores. También, ellas tienden a recopilar más información cuando tienen que tomar una decisión importante.

3- Hacemos más cosas a la vez

El cerebro del hombre piensa en forma linear y tiende a efectuar una sola labor a la vez, mientras que el cerebro de la mujer tiene pensamientos entrelazados y pueden manejar varias cosas al mismo tiempo; mientras ayuda al niño con la tarea, puede cocinar, planchar, mirar la novela y, ¡hablar con su mamá por teléfono!

4- Poseemos más resistencia sexual

El impulso sexual de un hombre llega a su máximo a los 20 años y luego comienza a disminuir, mientras que el de la mujer va aumentando y se intensifica en los 30, continuando fuerte por el resto de su vida. Además, a diferencia del hombre, la mujer no necesita descansar entre cada acto sexual y puede experimentar múltiples orgasmos.

5- Somos superiores comunicadoras

Desde pequeñas somos más verbales que los varoncitos. Los expertos dicen que el estrógeno provee un mejor fluido de información hacia las neuronas facilitando nuestras habilidades lingüísticas. Por eso podemos persuadir a otros con más facilidad y somos fabulosas en el campo de las comunicaciones.

6- Tenemos mejor audición

Los científicos han probado que además de que tenemos una audición más sensitiva y percibimos ruidos con más facilidad, también somos seis veces más hábiles que ellos para cantar entonadamente.

7- Podemos tolerar más dolor

Estamos capacitadas física, emocional y mentalmente para resistir más dolor que ellos. Somos procreadoras, ¿hay que decir más?

Las mujeres somos realmente fuertes y poderosas. Admiro al mesero que nos atendió. Este hombre es muy sabio y reconoce que la única razón por la que pueden llamarnos el sexo débil ¡es por nuestra impotencia ante los chocolates!

María Marín

María Marín presenta su seminario “Atrévete a Triunfar”, junio 19, 2010 en Los Angeles.

¡No te lo pierdas! Para información: www.MariaMarin.com o 714-458-2015.

Maria Marín es motivadora internacional y autora de Mujer Sin Límite.

Para más consejos visite: www.MariaMarin.com

Filed Under: María Marín

About the Author: